La ciudad: nos alimenta y nos olvida

  • Martiniano Acosta Acosta Universidad del Magdalena

Resumen

No existe una acertada definición de ciudad. La que hay es limitada y hasta divorciada de la realidad. Incluso, hay una variedad de significados en relación con ella que trata de ubicar una definición completa y adecuada. Hoy se podría hablar de una alta densidad poblacional, de una elevada presencia de vehículos de transporte, de una niebla contaminante que cubre los cielos y pocos espacios verdes los cuales hacen que las ciudades suelan presentar niveles de contaminación que atentan contra la salud; o también de edificaciones que fueron un sueño, una utopía y hoy no son más que una amalgama de estilos arquitectónicos o esqueletos de cemento y ladrillo con los que la gente convive y observa, símbolos de la negligencia administrativa y de la corrupción.

Descargas

Datos de la descarga no disponibles
Publicado
2018-10-02
Sección
Opinión